M Clínica

Consejos para un invierno saludable

Cómo toleramos el frío invernal es una de las razones que nos lleva a caer enfermos en esta época del año. Desde M Clínica te ofrecemos algunos consejos para minimizar cualquier consecuencia negativa del frío en vuestro organismo.

  • Evita cambios bruscos de temperatura: Muy típico de esta época del año pasar de un frío insoportable a un calor agobiante. Entrar y salir de los sitios o el uso excesivo de ropa demasiado abrigada, pueden ser dos de las razones que nos llevan a exponernos más de lo recomendable. Por eso te aconsejamos que utilices la indumentaria adecuada dependiendo siempre de los lugares que, previsiblemente, vayas a visitar.
  • Refuerza hábitos de higiene: La higiene es fundamental a la hora de evitar contagios. Acciones tan sencillas como lavarse la manos, taparse la boca al toser o estornudar, reforzar nuestra higiene en época invernal, nos ayudarán a no caer en resfriados inesperados, ni nosotros mismos ni quienes nos rodean.
  • Alimentación: En invierno, el cuerpo necesita más calorías para mantener un calor corporal adecuado. Por eso, alimentos con mayor aporte calórico como legumbres sirven para generar la energía que necesitamos para enfrentarnos al día a día. Esto no significa que olvidemos el resto de alimentos tales como frutas o verduras, lo ideal es encontrar un equilibrio y no dejar de lado los beneficios de nuestra dieta mediterránea.

Estos solo son algunos consejos para que afrontéis el invierno de la forma más saludable posible. No obstante, siempre hay que prestar una atención especial a los mayores, enfermos y niños, ellos pueden necesitar otros cuidados diferentes.